La Seguridad no se logra solo con patrulleros

Actualmente la inseguridad es uno de los temas que más preocupa en toda la Argentina.  El nuevo presidente, y los nuevos gobernadores e intendentes municipales tendrán la inseguridad como uno de los primeros temas a combatir luego de asumir sus puestos el 10 de Diciembre de 2015.

La primera acción que se suele tomar para combatir la inseguridad es aumentar las cantidades de policías y patrulleros en la calle.  Ese es un paso muchas veces necesario ya que en la mayoría de los casos las fuerzas de seguridad empiezan de cero o tienen muy poco personal – como es el caso por ejemplo de las nuevas policías locales en la Provincia de Buenos Aires.  Pero no siempre es la mejor solución para lograr aumentar la eficiencia del trabajo policial ni para bajar o combatir actos delictivos.

El uso de la tecnología se está convirtiendo cada día más en un elemento clave para lograr niveles de eficiencia operativa capaces de realmente combatir el crimen.  Y el primer paso es indefectiblemente lograr comunicaciones eficaces entre los policías, con el centro de comandos, y con la comunidad.

Más allá de soluciones innovadoras que pueden funcionar en algunos casos específicos – como el caso del Comisario WhatsApp -, normalmente las comunicaciones se realizan con sistemas de comunicaciones por radio.  Los sistemas de radio – sean convencionales o troncalizados, según las necesidades – están diseñados para posibilitar las comunicaciones de grupos entre los usuarios, además de permitir la integración con centros de despacho que pueden servir como conectores entre la recepción de llamadas de ciudadanos y las fuerzas de seguridad.

Un sistema exclusivo de comunicaciones de radio asegura que los policías podrán comunicarse eficientemente más allá de lo que pase.  Ya no es necesario depender de las compañías de telefonía celular, ni competir por recursos con el resto de la población – todos sabemos lo difícil que es hablar en el día del Amigo, durante un recital, o cuando todos están reunidos en la plaza principal de la ciudad!  Además los equipos terminales de radio comunicaciones están preparados para el uso exigente de sus usuarios.  Eso significa que no se romperán cuando se caen, tienen la batería diseñada para durar todo el turno, y un botón de emergencia para alertar al centro de despacho y sus compañeros cuando se encuentran en problemas.

Si el sistema se implementa con tecnología digital – algo estándar en cualquier sistema actual de misión crítica – la fuerza además tendrá la posibilidad de utilización de datos y posicionamiento GPS.  El posicionamiento GPS permite, junto con la consola de despacho, aumentar la eficiencia del personal en la calle ya que se puede utilizar la información para despachar el recurso más cercano a los eventos.  Eso no sólo disminuye el tiempo de respuesta al ciudadano, pero además permite que el centro de control tenga información en tiempo real de los eventos que están sucediendo en el campo.  El uso de datos, por otro lado, permite informar en tiempo real a los policías en la calle con datos relevantes a su trabajo, como infracciones vehiculares, personas buscadas, entre otros.

La utilización de sistemas de comunicaciones eficaces, junto con el uso de herramientas avanzadas como mapas de crimen, posicionamiento GPS, control automático de estacionamiento y varios otros, permiten obtener un incremento cualitativo en las actividades de la organización, a diferencia del incremento cuantitativo obtenido con más patrullas y más policías.

Al poner la tecnología disponible para trabajar se logra aumentar la eficiencia y hacer muchísimo más con menos, ya que permite utilizar los pocos recursos disponibles de manera eficiente – en lugar de simplemente aumentar los números con fuerza bruta.  Además, un buen sistema de información permite medir los resultados, una herramienta esencial para rendir cuentas y mostrar las mejoras a los ciudadanos y a la sociedad.

El problema de la inseguridad no es algo único en Argentina.  La mayoría de las ciudades del mundo que han logrado mejoras sustanciales en seguridad lo han hecho con el uso inteligente de los recursos y poniendo la tecnología disponible a buen uso.  Si empezamos a pensar no solamente en cantidad sino también en calidad, seguramente lograremos mejoras sustanciales en seguridad en menos tiempo y de manera más eficiente.

Deja un comentario